Acceso para usuarios
>> Fases del Proceso
Click foto para zoom (1 fotos)

La implentación del proceso de la A21L sigue las siguientes fases: 

1. Fase previa de concienciación y motivación. Es una de las más importantes a la hora de implementar el proceso, ya que los objetivos a cumplir y las fases a desarrollar, dependen  en gran medida de un alto grado de motivación, compromiso y liderazgo municipal por parte de la Alcaldía de una entidad local fundamentalmente, y del resto de responsables políticos de la corporación local y empleados municipales. 

Durante esta fase se desarrolla también una campaña de información y concienciación dirigida tanto a responsables políticos y empleados municipales, como a la ciudadanía en general. Esta actuación, forma parte de otra de las herramientas imprescindibles para dar a conocer el proceso, el Plan de Comunicación

A nivel institucional, es necesario la aprobación unánime en sesión plenaria de una entidad local, de la Carta de Aalborg, y la tramitación en la región cántabra, de  la  inscripción en el Registro de Agendas 21 Locales y de la adhesión a la  Red Local de Sostenibilidad de Cantabria, en la modalidad de firmantes de la Carta de Aalborg. 

En esta fase, al mismo tiempo, se dan los primeros pasos para la planificación del proceso. 

2. Fase de diagnóstico. Comprende la elaboración de un estudio y análisis de un territorio, para conocer la situación real y actual de los aspectos ambientales, sociales, económicos, estructurales y organizativos de ese lugar, no sólo desde un punto de vista técnico, sino también contando con la percepción ciudadana. 

El objetivo es la elaboración de un Diagnóstico municipal global, que permita detectar las necesidades y establecer los objetivos de mejora que guíen a un territorio hacia la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía y hacia la sostenibilidad de la gestión municipal.  

3. Fase de diseño y elaboración del Plan de Acción Local. Tras haber obtenido un diagnóstico integral, el siguiente paso a dar es el de definir una planificación local hacia la sostenibilidad articulada en unas líneas estratégicas, unos programas de actuación y unas acciones concretas a realizar, que minimicen las incidencias ambientales y que aprovechen las potencialidades del lugar, para avanzar hacia un territorio más sostenible. 

Basado en los objetivos generales y específicos establecidos, se diseña y elabora un Plan de Acción Local encaminado a desarrollar medidas ordenadas en términos de prioridad y temporalidad, para la resolución de los problemas y deficiencias detectadas en la fase del diagnóstico, así como para potenciar aquellos aspectos positivos no aprovechados. 

4. Fase de seguimiento y evaluación. Consistirá en controlar el grado y modo de ejecución de las actuaciones recogidas en el Plan de Acción Local, y en evaluar los progresos obtenidos en relación a la sostenibilidad local.

Para ello se diseña y elabora un Plan de Seguimiento, que cuenta con un sistema de indicadores que permiten cuantificar y comprobar el cumplimiento de los objetivos marcados inicialmente para alcanzar el desarrollo sostenible. 

Participación Ciudadana. Como algo esencial para que un proceso de A21L sea considerado como un auténtico modelo de gestión local hacia la sostenibilidad, y desde la fase inicial y de forma trasversal en todo el proceso, debe contarse con la participación de la sociedad local, para el desarrollo de esta iniciativa.

La participación ciudadana se planifica y dirige a través del Plan de Participación Ciudadana, en el que se incluyen todo tipo de actividades específicas para cada lugar, con el objetivo de implicar a todos  los agentes sociales, económicos y políticos del municipio, asociaciones y ciudadanos, para lograr una participación lo más representativa posible. 

Ampuero Argoños Arnuero Bárcena de Cicero Castro Urdiales Colindres Escalante Laredo Liendo Limpias Miengo Noja Polanco Ramales de la Victoria Rasines Santoña Suances Voto